Aprender a detenerse

Cuando un equipo se siente presionado, a menudo confunde las buenas decisiones para su proyecto (o producto) con aquellas que le ayudan a quitarse la presión. Lo mismo parece estar sucediendo con las empresas y el COVID.